Noticias

Solans regresa al mundial en Catalunya

El piloto de Matadepera va a competir en los tramos de casa al volante de un Ford Fiesta R2T del equipo M-Sport.

 

Nil Solans vuelve a enfundarse el casco esta semana para afrontar la antepenúltima cita del Campeonato del Mundo, la prueba de mayor envergadura que se celebra en nuestro país, el Rallye de Cataluña, donde se coronó hace un par de temporadas, logrando un meritorio triunfo en su primera andadura internacional dentro del "Drive DMACK Fiesta Trophy".

 

Dos años después, el piloto del RACC va a volver a discurrir por las especiales de Tarragona, al igual que entonces, con un Ford Fiesta R2 del equipo M-Sport; en esta ocasión, la versión turbo que estrenó el preparador de Cumbria en el Mundial de 2015, con la que Solans disputó algunos rallyes durante la primera mitad del pasado año.

 

El joven catalán va a pilotar, concretamente, una unidad oficial, calzada con neumáticos Michelin, que la escuadra británica ha confiado en sus manos para poner en valor el potencial real del Ford frente al resto de modelos presentes en una categoría tan igualada y competida como la R2.

 

El piloto de Matadepera será la principal baza de M-Sport dentro de dicho apartado, en el que servirá además como referencia para los participantes del "Drive DMACK Fiesta Trophy", que se jugarán el título estos días en Salou.

 

"Tenía muchas ganas de volver a salir al Mundial. Estoy muy contento de poder participar un año más en el rallye de casa, y muy agradecido a Malcolm Wilson por la oportunidad que me ha brindado de correr aquí con un coche oficial. Espero que podamos hacer un buen papel, tanto en los tramos de tierra del viernes como en las dos últimas etapas sobre asfalto, y devolverle la confianza que ha depositado en mí logrando el mejor resultado posible en la categoría R2 con el Ford Fiesta", ha señalado Solans.

 

La prueba catalana, la única de carácter mixto de todo el Mundial, arrancará mañana por la tarde con una súperespecial urbana que se disputará ante miles de espectadores por la parte baja de la montaña de Montjuïc, en plena Avenida Reina María Cristina de Barcelona. 

 

Las asistencias y el resto de dependencias de la carrera se localizarán un año más en Salou, dentro de las instalaciones del parque temático Port Aventura.